¡Queremos ser Mamás!

¿Problemas de fertilidad?. Ingresa a nuestro foro, en el encontrarás contenidos serios respecto de este tema. Además, te brindaremos todo el cariño del mundo, la contención y el apoyo que necesites en momentos difíciles. Inscríbete y conócenos

BIENVENIDO A QUEREMOS SER MAMÁS SI NO ERES USUARIO NO OLVIDES REGISTRARTE Y ESCRIBIR TU HISTORIA. TE ESPERAMOS

No estás conectado. Conéctate o registrate

Características del duelo de la infertilidad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Admin

avatar
Admin
Syme, en 1997, describió la infertilidad, desde el punto de vista emocional y psicológico, como una pérdida. Esta pérdida se vive en diferentes fases: la primera, cuando el embarazo no ocurre cuando se suponía; enseguida, cuando se suceden los ciclos de tratamiento y éstos no resultan exitosos, y por último, cuando un eventual embarazo culmina en un aborto

La elaboración del duelo se hace más difícil en los dos primeros casos, en los que la pérdida es invisible. Se trata de la pérdida de un hijo que nunca se ha concebido, ni se conoce ni se ha visto, nunca se albergó en el útero y nunca nació

Lo anterior acontece en una sociedad donde las expectativas de fertilidad son altas; sólo un pequeño grupo de personas escoge no tener hijos. Es muy común que en una conversación se pregunte acerca de los hijos, asumiendo que todos son padres. Con frecuencia este estigma social va asociado a mitos relativos a otras imperfecciones, como si no tener hijos se debiera a una decisión movida por el egoísmo o el materialismo

Las parejas infértiles sienten disminuida la sensación de control sobre sus vidas. El poder hacer lo que ellos quieren, el ser padres, les está vedado. Las mujeres a menudo sienten incompleta su feminidad

continuación se detallan las etapas por las que atraviesan las parejas infértiles, según fueron descritas por Syme. Por cierto, ellas son vividas en forma diferente por cada persona, pero son importantes de considerar en la planificación terapéutica.

1. Paralización: se caracteriza por estar "como zombi" o "en un túnel", muy distante de los demás. Se es invadido(a) por el pensamiento repetido de que lo sucedido no puede ser verdad, de que alguien puede haber cometido un error. Puede haber manifestaciones físicas, como pérdida del apetito o dificultad para concentrarse.

2. Anhelo: etapa cuyo elemento central es la gran necesidad de concretar el deseo de ser padres, un deseo que, al no poder ser satisfecho, se anhela fervientemente. Esto es reforzado por la constante exposición a artículos que ofrece el comercio: ropa de bebés, coches, juguetes, etc. Además, la pareja constata que sus amigos sí tienen hijos y que muchas de sus actividades giran en torno a ellos. Las parejas infértiles se sienten naturalmente excluidas; sienten que ellas son las únicas infértiles. Se percibe la estigmatización social, experimentan rabia, celos. Se ha visto que en esta etapa es importante la explicación médica de la infertilidad, aunque suele no ser suficiente para calmar a la pareja, ya que la rabia antes señalada es intensa, acompañándose a menudo de pena y culpa. Habitualmente, es en este período cuando se necesita empezar con un fuerte apoyo por parte del equipo de salud mental.

3. Desorganización y desesperación: es la etapa más larga, caracterizada predominantemente por la sensación de culpa. En algunos casos, la persona piensa que la infertilidad podría deberse a una vida sexual algo promiscua cuando joven, sintiendo frecuentemente que es un castigo. Se experimenta una sensación de falta de control, se presentan mucha ansiedad y sentimientos de soledad; muchas veces las parejas se alejan de sus amistades, lo cual es exacerbado por la estigmatización ya mencionada. Es frecuente que las personas cercanas, familiares y amigos, eviten el contacto porque les cuesta enfrentar la disconformidad y el dolor de la pareja infértil. Se sufre de pena, desesperanza; la pareja tiene la sensación de que nada ni nadie los puede ayudar; es muy frecuente la depresión. Durante este período es importante reforzar otros aspectos de la vida, como por ejemplo los laborales y los recreativos. Resulta fundamental ayudar a la pareja a trazarse nuevos objetivos, fortalecer la red social, etc. La vivencia de aflicción está ligada a la historia y los recursos personales. Cuando los recursos internos son insuficientes el sujeto sufre más y tiene mayores dificultades para aceptar su situación. Mientras más adolescente emocionalmente, más vulnerable.

4. Reorganización: tiene que ver con la aceptación y reorganización de la vida personal. Toma un período de años (dos a cinco) o bien no se da nunca. Hay personas que sienten tal daño emocional que piensan que no pueden ser ayudadas y jamás algo o alguien podrá aliviar su padecer.


Fuente: Syme G. Facing the unacceptable: the emotional response to infertility. Hum Reprod 1997; 2: 183-7.
Revista Chilena de Neuropsiquiatría.

http://queremossermamas.forochile.org

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.